jueves, 16 de mayo de 2013

El suicidio, entre el tabú y el morbo

El suicidio es un asunto delicado, todavía rodeado de un innegable tabú en muchos medios de comunicación. En Albacete (como en otros muchos sitios) existe una especie de 'leyenda urbana' que sostiene que aquí se da una de las más altas tasas de España. Pero los datos oficiales desmienten esta creencia.
Un estudio con datos del Instituto de Salud Carlos III, centrado en los años 1980 a 2004, dejaba a Albacete en una tasa de 8 casos por 100.000 habitantes, algo superior a la tasa nacional (de 6,7) pero muy por debajo de máximos como el 18,4 de Lugo o el 13,9 de Asturias.
En los últimos diez años (hasta 2011), según las cifras de causas de muerte del Instituto Nacional de Estadística, han perdido la vida por suicidio 325 personas en Albacete, 256 hombres y 69 mujeres.



La tasa de 2011 viene a confirmar unos niveles muy similares a los nacionales:


Un aspecto especialmente llamativo es la enorme diferencia entre hombres y mujeres, una proporción de 4 a 1 que también es similar en el total nacional y la cifra provincial: