viernes, 13 de septiembre de 2013

Idiotas de nacimiento, idiotas por accidente

Un censo políticamente muy incorrecto


¿Quién piensa que el censo solo puede ser una sucesión de aburridas estadísticas? Basta el paso del tiempo, la evolución social y cultural, para que un documento de un organismo tan serio como el Censo de Población de 1877, del Instituto Geográfico y Estadístico se convierta en algo políticamente muy incorrecto. Se publicó en 1883, hace ahora 130 años.
Uno de los apartados de aquel trabajo censal es el que recoge los "Defectos físicos notorios inscriptos". Se divide por sexos, entre "ciegos", "sordomudos", "lisiados", "dementes", "idiotas" y personas con más de uno de estos "defectos físicos". Hasta incluye una tasa de afectados por millar de habitantes. Esta proporción es positiva para Albacete: 4,133 en los "varones", y 2,278 en las "hembras", frente a promedios nacionales de 10,220 y 4,851, respectivamente.
En Albacete se registraban aquel año 424 ciegos (263 hombres, 161 mujeres); 36 sordomudos; 97 lisiados (39 por accidente y 58 de nacimiento); 69 dementes (38 hombres, 31 mujeres); 70 idiotas (44 hombres, 26 mujeres; 48 de nacimiento, 22 por accidente); y cinco personas con más de un defecto físico; el total general es de 701 personas en Albacete, 124.366 en toda España.
La población de la provincia en el censo de 1877 era de 219.058 personas; en la capital había 18.958 habitantes.

Fuente: Censos históricos del INE (Instituto Nacional de Estadística).