lunes, 10 de marzo de 2014

Los juicios con jurado, muy escasos en Castilla-La Mancha

En Albacete, la media es de menos de dos casos al año


En 2005 llegaba al sistema judicial español una novedad: se incorporaba, para algunos supuestos, la posibilidad de que juzgase al acusado un jurado popular, en vez de hacerlo un juez o un tribunal de magistrados profesionales.
El resultado ha sido decepcionante, por decirlo suavemente. Y no solo por los sonados fallos erróneos o extremadamente polémicos. También las cifras nos dicen, claramente, que los dos sistemas no coexisten. Los juicios con jurado son sólo una minoría, poco más que testimonial.
En cifras: los siete asuntos de tribunal de jurado de Castilla-La Mancha en 2012 sólo son un 0,07% del total de los que llegaron a las audiencias provinciales (9.811, en civil y penal). Y si consideramos todos los asuntos ingresados en los órganos jurisdiccionales del Tribunal Superior (más de 295.000), sólo un 0,002%.




Este es el reparto, por provincias, de todos los casos de jurado entre 2006 (primer año de aplicación) y 2012:



En cuanto a la opinión de la gente, el entusiasmo por formar parte de un jurado viena a ser, más o menos, el mismo que hay por formar parte de una mesa electoral (también se eligen por sorteo). Salvo excepciones, el que se puede escaquear, se escaquea. No sé si es porque el personal tiene poca conciencia cívica o porque es demasiado sabio.


Fuente: Memoria 2012 del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha.