lunes, 15 de junio de 2015

¿Heredar? No, gracias

En Castilla-La Mancha las renuncias a herencias han aumentado un 155% en siete años


La posibilidad de recibir una herencia formaba parte de esas esperanzas con las que el que más y el que menos consolaba sus miserias materiales del momento. Pero cada vez más recibir una herencia puede ser, en vez de una bendición, una pesadilla. Por eso aumentan los casos de renuncia a recibir esos regalos, que muchas veces llegan envenenados de deudas y trufados de impuestos.
En el conjunto nacional, las renuncias se han triplicado en los últimos siete años. En Castilla-La Mancha, las renuncias a recibir herencias han aumentado un 154,8% en ese periodo, y un 22,9% en el último año.



Según una información del diario El País (que no he podido corroborar en una fuente directa), las renuncias suponen un 9,5% del total de herencias en el conjunto del país, y un 6,5% en Castilla-La Mancha, la tasa más baja entre las comunidades autónomas. Hace siete años, esas proporciones eran del 3,4% y 2,6%, respectivamente. En ocho comunidades las renuncias superan el diez por ciento del total (en Asturias, un 14,9%).

_____
Fuente: Consejo General del Notariado.